Artículos

Conociendo integralmente un recurso cultural, podremos conservarlo y explotarlo convenientemente.

La Cueva de Montelimar

 

En Nicaragua se conocen más de 500 sitios arqueológicos con Petroglifos, la cueva de Montelimar es uno de los seis que aún conservan Pintura Rupestre y Grabados Pintados.

En Montelimar existen veinte figuras diferentes, agrupadas en diez conjuntos. Todas se han conservado esculpidas en el techo de la bóveda rocosa. Las representaciones rupestres corresponden con diferentes símbolos entre los cuales se pueden reconocer a simple vista los siguientes elementos: una figura antropomorfas o sea de forma humana; cuatro zoomorfas o de forma de animales : Serpiente, mono, ave; ocho formas geométricas, tres abstractas; una no determinada y una incompleta.

El Arte rupestre y su Antigüedad

La antigüedad de los Petroglifos en Centroamérica se había asignado a periodos Prehistóricos pues se creía que al igual que en Europa estas representaciones habían sido hechas en ese tiempo, sin embargo, los estudios de los últimos 10 años coinciden en que el Arte Rupestre de la baja Centroamérica (Nicaragua y Costa Rica) fueron realizados entre los años 300 y 1550 después de Cristo. Por lo cual su edad no pasa de 1700 años.

En el caso de Montelimar la antigüedad se puede relacionar con los sitios arqueológicos que se han encontrado en sus cercanías, los cuales también corresponden a asentamientos prehispánicos que fueron ocupados con mayor densidad de población entre los años 800 y 1500 después de Cristo. En esa época un grupo conocido por los datos históricos como Chorotegas tenía el dominio de esa región.

Interpretando las significaciones de los Gravados Rupestres.

El significado exacto de los símbolos grabados en piedra solo lo pueden saber aquellos que los hicieron, sin embargo, gracias a las investigaciones modernas los arqueólogos apoyados en las informaciones etno-historicas y lingüísticas proporcionan algunas luces sobre la compresión de las informaciones talladas en las piedras prehispánicas.

La cueva de Montelimar es particularmente importante para la historia de Nicaragua por la presencia de tres símbolos que han sido identificado como parte de un antiguo dialecto de lengua Nahuatl. Dichos símbolos pueden reconocerse por medio de la lengua Nahuatl actual, El mismo dialecto reconocido en Montelimar era empleado por los indígenas entre el siglo XIII y XV. En Nicaragua las poblaciones de esta lengua desaparecieron pero todavía se habla en algunos pueblos de Centroamérica y México.

Los tres símbolos identificados en la cueva de Montelimar son; Atl = agua, humo = ? y Xonecuilli que significa gusano sagrado. El símbolo de agua en azul se lee agua potable y en rojo agua no potable, de acuerdo al método de lectura de el Nahuatl. En lengua Nahuatl los colores se leen. Dichos elementos se encuentran en un solo conjunto de petroglifos, por lo cual es posible que este panel sea una alusión a los elementos vitales de la cosmogonía prehispànica o sea : Agua, Fuego, Tierra y Aire.

Las figuras grabadas de Montelimar tienen relación con las encontradas en la isla El Muerto, situada frente al volcán Mombacho en el lago Cocibolca. Especialmente la figura humana con líneas entrelazadas pues una representación con características similares ha sido documentada en la plazoleta de piedra ubicada en la cumbre de la isla El Muerto.

La función Prehispánica de la cueva de Montelimar

Las pocas informaciones del contexto arqueológico con que contamos indican que en la época prehispànica, un grupo importante e de la población local que habitaba los alrededores usó la gruta como un lugar ritual, en la cual se practicaban actividades mítico religiosas de sus tradiciones.

Antecedentes e investigaciones en la Cueva de Montelimar

La cueva de Montelimar se conoce desde finales del siglo 19. Los primeros datos conocidos provienen del norteamericano Earl Flint, quien trabajó como médico en la ciudad de Rivas entre y 1890. Flint, además hacia exploraciones y colecciones de objetos arqueológicos para el Peabody Museum de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos. El primer reporte refería a la cueva con el nombre de Cueva de San Andrés y así fue posteriormente mencionada por el arqueólogo Samuel K. Lothrop, quien retoma uno de los dibujos de Flint en su libro Cerámica de Costa Rica y Nicaragua, publicado en 1926, y traducido a español en 1979 por el Banco de América. El dibujo de Montelimar publicado por Lothrop que corresponde a la figura de ave con líneas entrelazadas fue posteriormente seleccionado por el Ingenio Montelimar para ser usado como emblema en los sacos de azúcar.

Otros investigadores se han interesado por este monumento prehispánico, son los nicaragüenses Luis Cuadra Cea que hizo dibujos y fotos en 1941, Alejandro Dávila Bolaños, quien publicó interpretaciones sobre Montelimar en los anos sesenta; Darwin Juárez publicó un artículo en 1993 que resume aportes especulativos y evalúa los elementos del sitio fuera del contexto nacional. Posteriormente, Ivan Olivares en 1993 presentó una evaluación del estado de conservación de la cueva; Rigoberto Navarro Genie, en 1993 publica un artículo sobre la ideografía Nahutatl en los Petroglifos y en 1996 incluye en su estudio de Arte Rupestre del Pacifico de Nicaragua el inventario de figuras grabadas de Montelimar. Finalmente el español, hermano Hildeberto María en la publicación más conocida sobre el Arte Rupestre de Nicaragua publicada en 1965 publica fotos del sitio.
Una excavación arqueológica fue realizada en los anos 80, por Rigoberto Navarro y Edgard. Espinoza; arqueólogos del Instituto Nicaragüense de Cultura, Los resultados no fueron publicados. Igualmente el compendio documental de Marisela Kauffmann en 2003 que puede consultarse en los archivos de NAVINIC, titulado Los Senderos de las Piedras Pintadas.

La formación Geológica
La materia prima de la roca que forma el techo en donde están gravadas las figuras de Montelimar es un material de características olivino-calcítico.

Otros lugares con pintura prehispànica se encuentran en:
1 – La cueva de los Sánchez en el Municipio de San Rafael del Sur, Managua.
2 – La cueva de los Negros en el Municipio de Diriamba, Carazo.
3 – La laguna de Asososca en el Municipio de Managua.
4 – El sitio la Sirena en Municipio de Sébaco, Matagalpa.
5 – El sitio Icalupe en el Municipio de Somoto, departamento de Madriz.

Recomendaciones para protección y conservación.

Prohibido fumar, comer y beber al interior de la gruta.tocar los grabados con las manos o con cualquier objeto.prohíbe hacer fotos con Flash.repintar los grabados, con tiza o cualquier otro material.quemar basura al interior de la gruta.caminar en la parte superior de la gruta.autos deben parquearse a más de 30 metros del área circundante de la Gruta.se permiten más de 10 personas al mismo tiempo al interior de la gruta.llevarse objetos o fragmentos producto de la actividad prehispànica.

Posibles preguntas de los visitantes y alternativas de respuestas

Quienes hicieron esos Petroglifos.
Se estima que fueron grupos Chorotegas que habitaban esta región.

En que época se hicieron los grabados Rupestres
La fecha precisa es difícil saberla, pero posiblemente se hicieron entre el 800 y el 1500.

De donde venían las gentes que vivían en esta región
Los habitantes prehispánicos de esta región, posiblemente se desarrollaron localmente durante muchos años y recibieron influencias culturales de tanto de la zona norte como del sur.

Cuantos dibujos hay en el techo
Se han identificado diez conjuntos prehispánicos que agrupan veinte figuras. Una figura moderna fue hecho en época contemporánea con un instrumento metálico.

Con que instrumentos hicieron los indígenas esos grabados?
Los instrumentos usados fueron hachas, cinceles y martillos de piedra. En la época prehispànica no se conocían los instrumentos de metal, todos los implementos de trabajo eran de piedra. La piedra para tallar en la gruta de Montelimar posiblemente eran de basalto y de pedernal, los cuales tienen suficiente resistencia para poder grabar sobre otras piedras de origen calcáreo y volcánico. Este tipo de artefactos eran comunes en la vida de las poblaciones prehispánicas.

6 – Porque los habitantes prehispánicos tallaron la gruta de Montelimar?
Las razones para tallar dibujos sobre el techo de la cueva seguramente se encuentran en la necesidad de los habitantes prehispánicos de establecer lazos de comunicación con fuerzas invisibles, con las cuales sus tradiciones les impulsaban a realizar rituales diversos según las situaciones que acontecían.

7- Que clase de pintura es la que usaban para poner en el techo de la cueva.
La pintura usada para decorar las expresiones artísticas sobre piedra era de origen inorgánico. En otros estudios se ha comprobado el uso de tague, que es material de color rojo natural, cuya composición es oxido de hierro (FeO. Posiblemente en Montelimar se usó la misma formula combinada con grasa animal para garantizar que el producto se adhiriera permanentemente en la piedra. Los pigmentos de origen vegetal se descartan para este uso porque tienen mucho más posibilidades de degradación natural

Deje una respuesta

Todos los derechos reservados © RIGOBERTONAVARRO.NET 2013